Los inviernos en Granada pueden ser bastante fríos, por lo que no hay nada tan reconfortante como acurrucarse en la cama con un edredón cálido y confortable. Aprender cómo escoger un edredón apropiado para nuestras preferencias personales y nuestro hogar es esencial para obtener un descanso placentero y reparador.

Cómo escoger un edredón: tipos de relleno

Rellenos de pluma y pluma natural.

Tradicionalmente, los edredones se rellenaban de plumas, generalmente de patos y gansos, siendo esta última la más cotizada por su especial suavidad. Los ligeros y esponjosos filamentos de las plumas atrapan el aire, proporcionando una sensación cálida y suave. Además, tienen la capacidad de volver a su forma original cuando se comprimen y son excelentes por su capacidad de drenar la humedad. Si le molesta el peso de algunas mantas, las fibras naturales, además, son muy ligeras y resultan especialmente confortables para cubrirse con ellos.

Rellenos de lana.

Como relleno para edredones, la lana vuelve a estar de moda. Proporciona un alto grado de aislamiento para el calor, y también drena de forma excelente la humedad, para proporcionar un alto grado de confort corporal. Estos edredones tienen precios comparables a los de pluma.

Rellenos sintéticos.

Estos rellenos son más asequibles y son excelentes para las personas con alergias.  Aunque su capacidad de drenaje de humedad no es tan buena como en los rellenos naturales, existen muy diferentes calidades, algunas de las cuales ofrecen un magnífico nivel de confort y calidez con un precio muy comedido.

Tejido exterior, confección y densidad del relleno

Observar la calidad del tejido es muy importante. Una mayor densidad de hilos significa que la tela es más resistente y por lo tanto, el edredón durará más. La composición de la tela también es importante, las que están hechas de algodón al 100%, ofrecen una capacidad de transpiración mucho mayor, aunque las combinaciones de algodón y poliéster, aunque  siguen manteniendo buenas capacidades de transpiración, su lavado y mantenimiento es más sencillo.

Como escoger un edredon - confección | FactordescansoConfección

La mayor parte de los edredones están compartimentados, con el fin de mantener el relleno distribuido uniformemente en cada espacio. Otros edredones simplemente están cosidos por el perímetro y son lógicamente más económicos.

Densidad del relleno

Los edredones con una densidad de 125 gramos por metro cuadrado son apropiados para los climas más cálidos, con inviernos suaves. También son los escogidos por clientes que mantienen sus casas a una temperatura relativamente alta.

Los edredones de 165 gramos proporcionan un confort equilibrado durante buena parte del año y para casas que se mantienen a temperaturas moderadas.

Los más gruesos tienen una densidad de alrededor de 205 gramos por metro cuadrado. Son la solución para aquéllos que incluso añaden alguna manta a su edredón, y también para casas que se mantienen a una temperatura más bien fresca en invierno.

El Mantenimiento y lavado de un edredón.

El edredón en la secadora - como secar un edredon | FactordescansoCon los cuidados adecuados, un edredón puede durar muchos años. Siempre siga las instrucciones de lavado que aparecen en la etiqueta. Los que contienen un relleno natural deben lavarse siempre en seco. En cambio, los de fibras sintéticas son más prácticos, y pueden lavarse en lavadora, siempre que su capacidad de carga lo permita. Un truco para usar con la secadora: añada un par de pelotas de tenis para que el resultado sea más esponjoso.

Utilice siempre una funda en su edredón para protegerlo de la suciedad y del sudor corporal. De esta forma, además, su edredón necesitará limpieza con menos frecuencia.

Recuerde que un buen edredón es una inversión a largo plazo que disfrutará muchos años. En Factordescanso le ayudaremos a elegir el modelo más apropiado para sus gustos personales y las características de su hogar.